13 de abril de 2009

El eScandaloso eScándalo de Jade Goody


Estos días la expectación hacia el caso de Jade Goody se ha visto aumentada considerablemente, y es que su hora estaba llegando y nadie quería perdérselo.
Goody, era una ciudadana británica más, hasta que entró a concursar en el archiconocido show “Big Brother” hace 7 años. Su ignorancia y carácter, hizo a los espectadores identificarse rápidamente con ella. Su popularidad fue creciendo hasta que en 2007 llega a “Celebrity Big Brother”, en esencia, trata del mismo concurso en el que había participado anteriormente, pero con una particularidad: esta versión estaba hecha para famosos. La popularidad de Jade fue creciendo hasta tal punto que escribió dos autobiografías, lanzó su propio perfume y abrió sus propios salones de belleza.
Su imparable notoriedad sólo se vio truncada cuando le diagnosticaron un cáncer en Septiembre del año pasado. A lo largo de esto meses, Jade ha aprovechado esta situación para, asesorada por Max Clifford (su manager), vender su vida: boda, banquete, bautizo y funeral, todo incluido. Ella se ha escudado en afirmar que lo hace para dejarles un buen capital a sus hijos, pero ¿hasta qué punto el fin justifica los medios?

Los medios no se deberían dejar “torear” de esta manera, no es ético acceder a este tipo de espectáculos. Últimamente esa clase de escándalos, están haciendo perder a los medios su “conciencia”. Se debe tener en cuenta el gran poder e influencia que radio, televisión o prensa ejercen sobre la sociedad, y sobre esto, actuar correctamente.

39 comentarios:

peich6 dijo...

Estoy de acuerdo, salvo con lo de la "conciencia" de los medios. El objetivo de los mass media siempre ha sido vender y, en este sentido, la falta de conciencia moral en muchos casos (por desgracia) les caracteriza.

La realidad es que, tal y como señalan numerosos autores destacados, como M. Castells, Z. Baumann o Inglehart, nos encontramos en una sociedad posmoderna caracterizada por expansión sin límites de la comunicación y la información. El hecho de que una persona pueda vender "su muerte" es un ejemplo claro de que cada vez más nuestras vidas están más mediatizadas y menos "controladas" por una única moral. Nuestra identidad depende cada vez más de la conexión a una red, que de los valores que podamos recibir por medio de la educación.

Anónimo dijo...

¿Única moral? ¿Qué es moral y qué es amoral en esta sociedad?. Yo no me atreberia a definirlo. Creo que esta chica ha hecho bien vendiendo todo lo que ha podido vender ya que como bien señalas tú, los medios nos manipulan cada vez más, y....¿porqué no utilizarlos para nuestro propio beneficio?. Sin duda, un gran artículo que dará mucho de sí...un saludo, A.Correa.

Anónimo dijo...

Pobre chica...una víctima de la degradacion y decadencia de la sociedad actual de "todo vale" y "la fama en 2 segundos", una imagen irreal que nos esta dando día a día la telebasura con la que estamos criando a las generaciones del mañana. O paramos esto o los valores se perderán en el tiempo.

Anónimo dijo...

La falta de valores que aqueja hoy al mundo es culpa del mundo en sí.
Si no existiese gente interesada en ese tipo de espectáculos o programas "destrozamorales", directamente no llegarían a emitirse.

peich6 dijo...

El interés no se genera por sí sólo. El hecho de que en España la telebasura tenga tal éxito es reflejo de la cultura mediática que predomina en nuestra sociedad, lo cual lamento decir, dice muy poco de nuestro transfondo social. Habría que reformar la Ley vigente, para limitar este contenido degradante y pseudocultural, pero lamentablemente, la influencia económica y mediática de estos monstruos televisivos en demasiado grande hasta para el Gobierno

Anónimo dijo...

Yo no concibo siquiera la existencia de tal cultura mediática, pues dista mucho de ser un concepto mínimamente merecedor de ser considerado reflejo de una mayoría.
Si es verdad que los contenidos de la televisión actual son notablemente degradantes e insultantes para determinados tipos de personas moralmente formadas. Y eso no debería ser así en un país desarollado que se supone promueve la existencia y mantenimiento de unos mínimos para sus ciudadanos. Se supone. (G)

Anónimo dijo...

Una clara evidencia de que "el fin justifica los medios", algo muy humano, cuando alguien se encuentra ante una situación límite.

Anónimo dijo...

Que tipo de información nos está mostrando la televisión,"el todo vale" en una sociedad cada vez más consumista, flaco favor se les hace a nuestros jóvenes con este tipo de enseñanzas, donde el objetivo principal es conseguir dinero fácil, aún a costa de perder la dignidad.

María dijo...

Estos relality show, sirven para sacar a relucir las más bajas pasiones que los seres humanos llevamos dentro, alimentados por unos medios de comunicación muy lejos de tener como objetivo el enriquecer en formación a la audiencia.

R. Pérez dijo...

Me parece muy fácil juzgar a los demás, utilizando la moralina fácil, pero ya me gustaría a mí ver qué habríamos hechos los demás ante esta situación límite.

Carmelo dijo...

No estoy en absoluto de acuerdo con la venta de intimidades, debería aplicarse un código deontológico sobre lo que es publicable o no. Evidentemente la vida y muerte de esta persona no es noticia en el término clásico de la acepción, obviamente se publica por que se vende y se vende por que hay un sector del público interesado en las noticias morbosas. No es nada nueva la prensa amarilla, de hecho hasta hace unos pocos años en España, al margen de la prensa del "higado", existía un periodico llamado "El Caso", que recogía noticias de crímenes y sucesos, de tal manera que se acuñó la expresión de "vamos a salir en El Caso", cuando se preveía que una relación iba a terminar de muy mala manera.

Concha Sanchiz dijo...

Yo respeto las decisiones que toman los demás en cuanto a sus bodas, hijos, y muerte. Otra cosa es que no me interesen esos temas y jamás compraría una publicación que hiciera negocio con el morbo. No censuro que cada uno haga con su vida lo que quiera.

Angel Medina dijo...

Me parece vergonzoso que se utilicen a los hijos como pretexto para negociar con las cosas más íntimas y privadas. ¿Qué más se puese llegar a vender?

Natalia Sanchez dijo...

Es una mujer muy lista que he hecho de su vida un auténtico reality, y con la misma coherencia, su muerte.

peich6 dijo...

Muy lista no será, vendiéndose de esa forma. De todos modos, la responsabilidad no recae en último término sobre esta mujer, sino sobre los medios que hacen posible que este tipo de noticias sean de "interés". ¿A donde va a llegar el periodismo español, si cada vez más esta "telebasura" es lo que vende?

Miguel dijo...

Es el prototipo de los tiempos que corren. En una sociedad sana esto no ocurriría.

Anónimo dijo...

En España, las del Gran Hermano salen en el Interviú. Y en la Gran Bretaña salen con los pies por delante.

Ángeles dijo...

Es un reflejo de nuestra enferma sociedad,y de nuestros futuros adultos, ?qué va a ser de nosotros los padres y de sus hijos?

Elias dijo...

Ya podemos los docentes rompernos los cuernos (con perdón) para "educar en valores".

Montaña dijo...

Si uno no siente respeto por sí mismo, ¿qué va sentir por los demás?

Anónimo dijo...

Es vergonzoso que las televisiones, con tal de conseguir audiencia sigan emitiendo este tipo de "concursos".

Anónimo dijo...

Frivolizar con la vida es denigrante, pero hacerlo con la muerte .......

Paquirrín dijo...

Los interesados en este tipo de morbo son enfermos mentales. Donde se ponga una buena corrida...

Juan dijo...

¿El objetivo en la vida es conseguir dinero a cualquier precio?

Un culé dijo...

El comentario de Paquirrín es una tontería; a mi lo que me mola es ver perder a los del Madrid. Algunos de sus jugadores se van de corrida en la mitad de los partidos.¡Vaya profesionales!

Anónimo dijo...

Les ha dejado dinero, pero qué sentimiento tendrán esos niños hacia su madre cuando crezcan.

Tolentino dijo...

¿En qué se van a gastar los hijos las libras?
¿Tributan al Tesoro? En España le quitarían un 59% pa la saca.

Julián dijo...

Para poder tener un futuro digno necesitas dinero no solo dignidad, y si hay que elegir pues está claro que es lo que te proporciona bienestar.

Un ateo arrepentido dijo...

Según la doctrina oficial de la Iglesia el fin no justifica los medios. El fin aquí no es pecado ni delito, ni los medios tampoco. Por eso no debe calificarse como buena ni mala una acción desde el emisor de la noticia. Que cada uno piense y actúe como desee desde el fiel cumplimiento de los mandamientos de la Stª Madre Iglesia.

Anónimo dijo...

El poder mimético de la estupidez se hará efectivo. en un futuro no muy lejano.

Miguel el navegante dijo...

Felicito a la autora del blog. Es accesible, amigable y como aparece en el encabezamiento: "spectacular".

Un español dijo...

Hay que respetar a estas show-women poco inteligentes. Si la boda hubiera sido homosexual, hubiera tenida más audiencia, pero claro, en el Reino Unido están prohibidas.

C. Villegas dijo...

No se puede calificar a una sociedad por unos cuantos, está claro que para este tipo de espectáculos hay una selección previa, pues no vale cualquiera.

Ricardo dijo...

Este tema está claro que genera controversias, a mi me divierte leer los distintos puntos de los demás el mío queda para mí mismo, pues personalmente juré y perjuré que jamás actuaría de una determinada manera, y cuando me ví en la situación tiré por la borda mis principios.

Teresa dijo...

Me parece interensate reflexionar sobre el artículo, pero juzgarlo creo que es muy atrevido, pienso como Ricardo.

Manuel dijo...

Las "trabajadoras del sexo" venden su cuerpo y nadie osa decir nada porque atenta contra la libertad,........

Un antropoetólogo dijo...

Si en vez de vender su enfermedad y muerte vendiera su vida, la llamaríamos montajista. Pero como a nadie importa la vida de esta friqui (por desconocida, no por friqui), se prostituye muerta.

Anónimo dijo...

Me impresiona constatar la pérdida de valores de una sociedad que convierte la enfermedad y la muerte no en un acto íntimo sino en un producto comercial.

Un crítico de Valladolid dijo...

Creo que has malogrado tu vida, porque tu final ha sido casposo, patético y cutre. Tus hijos, aunque se parecieran a tí, no se merecían eso. Eras peor que Paco Porras.